Qué debes saber antes de comenzar un trabajo remoto

Preparar

No espere a que su fecha de inicio comience a prepararse. ¡La preparación debe comenzar de inmediato! Decida dónde estará su espacio de trabajo exclusivo y configúrelo para que sea un área cómoda y productiva para usted. Asegúrese de que su conexión WiFi sea fuerte y de que esté cerca de una toma de corriente. ¿Vive con su familia o compañeros de cuarto? Asegúrese de establecer reglas básicas con las personas en su hogar. Dar un impulso a las pequeñas cosas marcará la diferencia cuando empiece y le permitirá concentrarse en su nuevo rol. Consulte nuestros consejos de expertos que le ayudarán a adoptar la mentalidad adecuada y facilitar la transición al trabajo remoto.

A continuación, si su nueva empresa envía algún material de incorporación (ya sea un manual para empleados o las mejores prácticas de trabajo remoto), ¡asegúrese de leerlo! Si tiene alguna pregunta o inquietud, comuníquese con el gerente de contratación o el reclutador lo antes posible para que no haya obstáculos el primer día. Si le envían material relacionado con TI, asegúrese de que todas las aplicaciones y extensiones estén descargadas y listas para funcionar. Por último, pregunte si hay un representante de TI en caso de que haya algún problema de hardware o software en su primera semana.

En última instancia, la mejor preparación aliviará gran parte del estrés que conlleva comenzar un nuevo trabajo, especialmente uno remoto.

Entender las expectativas

Con el trabajo remoto, no puede darse el lujo de acudir a su gerente con preguntas mientras se adapta a su nuevo rol. Esto puede dificultar saber si está en el camino correcto. En su primer día, aclare de qué es responsable: ante su gerente, su equipo y la empresa en general. Use el tiempo que pasa con su gerente para comprender cómo la empresa y su equipo miden el éxito y planifique cómo tendrá un impacto. Confirme sus horas de trabajo estándar, preferencias de comunicación, prioridades diarias y otras métricas / KPI que se están midiendo.

Tome la iniciativa y vea qué puede hacer para mejorar lo más rápido posible. ¿Hay materiales de formación específicos a los que debería hacer referencia? ¿Debería seguir a ciertos colegas? No se vaya el primer día sin una idea clara de lo que se espera de usted.

Si bien es fácil mantenerse hiperconcentrado en su función específica cuando comienza, recuerde pensar también en el panorama general. Reconozca cómo sus nuevas responsabilidades se traducen en el éxito de la empresa en general. ¿Cómo? Una idea es organizar reuniones con diferentes departamentos para conocer otras áreas de la empresa. Estas también son excelentes oportunidades para reunirse con compañeros de trabajo con los que es posible que no trabaje a diario.

Haga preguntas para demostrar que está comprometido y pensando en el futuro. ¿Qué compañeros de trabajo prefieren qué métodos de comunicación o hay pautas a seguir en toda la empresa? Por ejemplo, ¿ciertos equipos preferirían una videollamada mientras que otros responderían más rápido a un correo electrónico? ¿Deben usarse los mensajes instantáneos solo para preguntas urgentes? Con el tiempo, observará y se adaptará a las normas, pero es una buena idea familiarizarse temprano.

A medida que continúe trabajando, aparecerán más preguntas. En lugar de hacer ping a sus compañeros de trabajo o jefe cada vez que tenga un problema, agrupe sus preguntas para poder hacerlas todas a la vez.

Establecer relaciones

Trabajar de forma remota no significa que deba sacrificar la cultura de la empresa. Socializar con tus compañeros de equipo sigue siendo imprescindible, ¡especialmente cuando eres nuevo!

Comience por presentarse a las personas necesarias (piense en: compañeros de equipo, Recursos Humanos, TI, etc.) Configure una videollamada rápida para conocer mejor a estas personas. No es necesario que se considere una «reunión». Conviértalo en una charla rápida de café o una hora de almuerzo: ¡intente imitar las interacciones sociales que normalmente tendría en un espacio de oficina! Aproveche esta oportunidad para hacer preguntas tales como rompehielos generales, ventajas y beneficios que disfrutan, o consejos sobre cómo tener éxito en la empresa. Formar estas relaciones desde el principio hará que sea más fácil trabajar con ellos en el futuro y le dará una gran perspectiva de su nueva empresa.

Cuando un colega lo ayude durante su primera semana, asegúrese de agradecerle. Un poco de gratitud puede ser de gran ayuda. Por último, pregúntele a su gerente a qué reuniones puede participar y observar. Simplemente mostrar su rostro en las reuniones puede ayudarlo a establecer su presencia en la empresa y hacer que las presentaciones futuras sean más fluidas.

Reconocemos que comenzar un trabajo de forma remota puede ser un desafío. A medida que se adapte a su nuevo rol, asegúrese de tomarse un descanso. Llevará tiempo encontrar una configuración remota que funcione para usted, pero estos consejos lo ayudarán a comenzar y garantizar un primer día de estrellas.

devnow

Autor desde: agosto 12, 2020

Deje su comentario

EN ES